Buscan concientizar sobre las consecuencias de conducir alcoholizado

Paula Trespalacios Argain

Estos miércoles estudiantes de la Universidad de Sonora “vieron doble” al volante; afortunadamente, todo fue en una práctica preventiva que cada semana lleva el Programa de Prevención de Accidentes al Módulo Itinerante de Salud de la Dirección del Programa de Apoyo a Estudiantes.

En esta ocasión, tocó el turno a la Licenciatura en Ciencias de la Comunicación, donde Sergio Carrillo, promotor de este programa que ofrece la Secretaría de Salud, invitó a los estudiantes a ver la realidad de cómo es cuando se maneja bajo el influjo del alcohol.

“La verdad es donde mejor nos ha ido con esta actividad; les gusta mucho, aprenden divirtiéndose, se ponen estos lentes que simulan la visión como si anduvieran alcoholizados; son diferentes grados de alcohol, yo les menciono que con los lentes ven como si hubieran tomado un 12 y con otros lentes se observas un grado más avanzado de consumo de alcohol, similar a un 24”, explicó.

Toman conciencia

El promotor del programa comentó que, al terminar, los universitarios han expresado que es así como ven y se sienten cuando conducen alcoholizados, y su primer pensamiento es no volver a hacerlo, por lo que cumplen con su objetivo de concientización a los jóvenes en el alcohol y conducción.

Mariana Reynoso Ramírez, estudiante de la Licenciatura en Ciencias de la Comunicación, se acercó y manejó en los dos grados de embriaguez simulada que ofrece el módulo.

“Sí me puso a pensar, no suelo manejar mucho, pero siempre he sido consciente de que no debo manejar si estoy tomada, no me gusta; y si otra persona que me lleva está tomada prefiero irme a parte porque me da pendiente de mi vida y la de otros”, expresó la estudiante.

La futura comunicóloga reconoció que la etapa universitaria se presta para estar en una situación de riesgo relacionado con el alcohol y volante.

Capta la atención

Otro de los servicios que se ofrecen cada semana en los Módulos Itinerantes de Salud es el de información de Alcohólicos Anónimos, el cual capta la atención de los universitarios.

“Es excelente la oportunidad que nos dan de venir a cumplir con el objetivo de Alcohólicos Anónimos de transmitir el mensaje por medio de regalar los trípticos de autodiagnóstico, la misma persona se autodiagnostica si tiene o no tiene problema, vienen unas preguntas y, si es honesto y contesta cuatro o cinco afirmativas, ya tiene un problema”, explicó.

Si se cree tener un problema con el alcohol, se invita a la población universitaria comunicarse al teléfono 66 22 14 24 71 para asistir a alguna de las sesiones.

Siguen más módulos
15 de febrero, Sociología y Administración Pública, edificio 9B.
22 de febrero, Derecho, edificio 10I.

1 de marzo, Agronomía, kilómetro 21 carretera Bahía Kino.
8 de marzo, Contaduría Pública, edificio 9Q3.
15 de marzo, Administración Pública, edificio 10E.
22 de marzo, Economía, edificio 10H.
29 de marzo, Ingeniería Civil y Minas, edificio 12A.

12 de abril, Ingeniería Industrial y de Sistemas, Edificio 5J.
19 de abril, Ingeniería Química y Metalurgia, edificio 5D.
26 de abril, Artes Plásticas, edificio 3T.

3 de mayo, Arquitectura y Diseño Gráfico, edificio 30.